Experiencia de compra, la nueva demanda

Actualmente la demanda de los consumidores gira en torno al servicio al cliente, ya que son cada vez más los que prefieren la experiencia positiva de compra como una de las características principales de toda marca.

experiencia de compra la nueva demanda

El consumidor de hoy prefiere más la buena experiencia de su consumo que la marca en general, volviendo factores como el servicio uno de los más importantes. La confianza (que también es un factor importante en el consumo) va ligado a las experiencias, pero ¿Cómo saber si una marca es lo suficientemente honesta como para confiar en ella?

Para ser auténticas las marcas tiene que reunir tres cualidades básicas: ser fiable, respetuosa y real. Dependiendo de cómo perciba el consumidor la cantidad y calidad de estos ingredientes, la marca será reconocida como "más o menos" auténtica. Allí es donde entra en escena uno de los factores que mayor importancia y protagonismo está teniendo  en el marketing de las empresas: la experiencia.

Si como consumidores nos preguntamos ¿Cuál marca es más fiable y respetuosa?, optaremos  por aquella que nos dio una experiencia positiva en la compra.

Según un reciente estudio de Cohn & Wolfe , la manera en la que una marca tiene de tratar directamente al consumidor tiene una importancia del 69% sobre quienes creen que es la transparencia sobre sus creencia (59%), o de aquellos quienes creen que es más importante su forma de tratar el planeta (55%).

Para atraer la “lealtad” de los consumidores regulares, muchas compañías recurren a este método conocido como Marketing experiencial, en donde no se seduce tanto con precio, peso y medida, sino con vivencia(ambientes, servicios, detalles) que asocian a sus marcas, las cuales generan un vínculo emocional entre consumidores y productos o servicios.

Las marcas deben conseguir diseñar momentos que estimulan los sentimientos de una persona y la impulsan a realizar una compra (o mejor aún, a repetirla y sugerirla). Cuando se ejecuta correctamente, esta estrategia aporta beneficios invaluables, como nuevos consumidores, clientela leal, mayores ventas y recomendaciones.

Estas son las tres modalidades en las que se puede aplicar la mercadotecnia  de experiencias:

Experiencia de consumo: Incentivos que involucran factores como ambiente/decoración, diseño del producto, aspiraciones/estilo de vida del público objetivo, atención al cliente, etc.

Experiencia de compra: Estímulos que se brindan al cerrar una transacción, tales como descuentos inesperados al momento de pagar, regalos sorpresa por el gasto realizado, recompensas por tipo de liquidación (efectivo/tarjeta), etc.

Experiencia de uso: Gratificación que se obtiene al utilizar el producto o servicio (comodidad, practicidad y facilidad de uso).

 

Fuente original: www.PuroMarketing.com

 

Teléfonos
Whatsapp
Facebook
Twitter
Give your website a premium touchup with these free WordPress themes using responsive design, seo friendly designs www.bigtheme.net/wordpress